Las Indias Club

Comunidad de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Del consumo colaborativo a la producción comunitaria y de ahí a un nuevo modo de vida

El camino de los Someros desde 2014 hasta hoy ha sido el de la superación del «consumo colaborativo» y la lógica centralizadora del «startupismo» y en paralelo del descubrimiento de un nuevo mundo en el que comunidad y producción están en el centro. El reto en Somero 2016 es convertir la fraternidad en abundancia y el camino es la identidad. De explorar un nuevo modo de producir pasamos a construir un nuevo modo de vida.

somero2015

Convocamos el primer Somero en 2014, en plena furia del consumo colaborativo.

ancovoligoFrente al discurso del hype teníamos una posición muy crítica y aquel primer Somero nos sirvió para exponerla. ¿Qué tal si en vez de estructuras descentralizadas apostábamos por estructuras distribuidas y si en vez de poner la centralidad en el consumo la poníamos en la producción?

Somero 2015 o cómo librarse de una vez del «consumo colaborativo»

Un año después, el segundo Somero dio materialidad a esa crítica. El mundo alternativo anglosajón empezaba a criticar la recentralización de los airbnb, blablacar, etc. Pero como casi siempre era una crítica coja: el «platform cooperativism» no era otra cosa que mantener la estructura de servicios centralizados bajo la forma de una cooperativa de consumidores que sostenía económicamente a un grupo de profesionales (los inspiradores y desarrolladores de la plataforma) financiados bajo distintas fórmulas, por los propios usuarios.

entrevistamanuelSomero 2015 sirvió para cerrar ese camino en falso. En primer lugar nos permitió entender que entre la mirada de la centralidad del consumo y la de la producción había un abismo que venía de la diferencia entre las grandes tradiciones de pensamiento social anglosajona y europea. No es que quisiéramos olvidarnos del consumo, pero al no poner en él el centro de la organización y el cambio social, podíamos ser mucho más radicales. Podíamos hacer una sharing economy por el lado del consumo gratuita y distribuida, no había necesidad de «plataformas». Y lo demostramos en aquel mismo Somero en el GNUsocial Camp creando la base para el desarrollo que haríamos después: Sharings, la base para un consumo colaborativo realmente distribuido y sin mediadores ni centralizadores de ningún tipo.

DSCN7122Pero sobre todo, nuestra crítica en positivo consistió en mostrar el emergente mundo de la Economía directa con ejemplos prácticos de PYMEs industriales como Kano y cooperativas de producción energética como SomEnergia. El óptimo de producción pasaba a estar cada vez más cerca en cada vez más campos del tamaño comunitario, abriendo un campo completamente nuevo que hacía posible un punto medio entre la Economía Directa y la producción p2p: la producción comunitaria de pequeña escala y gran alcance, las primeras formas concretas de lo que luego saltaría a los medios, de nuevo desde el anglomundo y de nuevo bajo una definición informe, bajo la etiqueta «postcapitalismo».

aniversario lamatriz 2Todo el año transcurrido entre el último Somero y el que celebraremos este fin de semana podría resumirse en la constitución, a partir de la Matriz y del grupo de participantes en Somero 2015, de un espacio de conversación, el Club de las Indias, que ha evolucionado hasta propiciar lo que hoy tenemos en «El Arte de las Cosas»: una agenda, ya en marcha, de proyectos cooperativos de producción comunitaria que van desde lo industrial y orientado al mercado (Arbuino) a la producción asociada para el propio consumo (cerveza cooperativa) pasando por los servicios educativos (Herramientas Futuras) o la edición (Common Interest).

Errores a no olvidar

Comunes Buenos AiresEn los dos años que han pasado ya desde aquel primer Somero no todo ha sido avance lineal. Hay ante todo una autocrítica que tenemos que interiorizar. Haciendo un esfuerzo brutal podemos crear el software para una interacción distribuida entre comunidades, podemos hacer verdadera magia con el software libre… pero no valdrá de nada si no existen previamente esos nodos comunitarios o si, a efectos prácticos de escala mínima o dinámica comunitaria, el único nodo comunitario es el nuestro y ni siquiera tiene una dimensión potente.

No se construye la red antes de los nodos y no se consolida ninguna red que no sirva para resolver necesidades de un conjunto amplio de nodos realmente potentes y autónomos.

momentos_pizarra_gnusocialDicho de otro modo: entrar en la carrera de la innovación en herramientas de red ahora, es un error. No son las herramientas las que crean las redes como piensan los «startupistas» de todo tipo. Las herramientas no cambian el mundo por sí mismas, solo hacen posible el cambio a condición de que exista un sujeto colectivo que las demande en respuesta a necesidades conscientes. Sin comunidades «de verdad» el consumo colaborativo acabará en el mejor de los casos generando burocracias profesionalizadas no muy diferentes de las de las ONGs y las grandes cooperativas de consumo y la Economía directa se quedará en una técnica de producción y comercialización para pequeños emprendedores en serie, sin ningún impacto social real.

le-manoirNuestro papel por tanto no es crear las herramientas para un mundo de comunidades conversacionales y productivas que todavía no existe más que como horizonte, ni arropar el nacimiento de otras comunidades donde no hay más que intenciones, sino desarrollarnos nosotros como comunidad y compartir con otros movimientos comunitarios ya consolidados -lo que por lo visto hasta ahora quiere decir que tienen un núcleo comunero sólido- la experiencia de crecer y ganar autonomía a través de la producción comunitaria de alto valor añadido.

Los retos de Somero 2016

comedor-asambleaA día de hoy «las Indias Club» y «El Arte» son dos maravillosos espacios de conversación y producción comunitaria basados en la fraternidad. Por eso, su forma natural de crecimiento, hoy por hoy, no es «buscar miembros», sino desarrollar esa identidad común nacida de la conversación al punto en el que todos, de una manera u otra, cuiden de los proyectos de todos y pongan su granito de arena a lo que cada uno impulsa desde el coraje y el aporte implícitos en el hablar franco propio de una comunidad viva y sana. Así que el objetivo principal de Somero 2016 es convertir la fraternidad en abundancia y el camino es la identidad: sentir lo del otro propio y lo propio de todos, para seguir viviendo el aporte y la conversación como un juego hacker que transforma nuestro entorno y alimenta nuevas formas de vivir.

Podemos sentirnos orgullosos de lo aportado como indianos al mundo que viene y que va mucho más allá de nuestros libros, porque como apuntaba Juan siguiendo a Keynes, hemos colaborado a crear un tiempo y un entorno en el que:

cuando la gente esté preparada para vivir en la abundancia, la verdadera abundancia, entonces ésta se generará. Una bonita lección que nos plantea la necesidad de construir una nueva forma de vida.

lavadero-manjironEse es el gran reto de Somero 2016: estrenar una nueva forma de vida comunitaria consciente de que lo que impulsa cualquier otro indiano, sea una revista o un gadget, una empresita con la que basar su modo de vida o una cooperativa comunitaria, es parte de un hacer y una conversación de todos que genera abundancia para todos; porque, en una comunidad que sabe aprovechar las oportunidades de nuestra época, vivir la abundancia, vivir de una forma que en el tiempo cree las bases para hacer realidad el sueño más antiguo y rico de nuestra especie, está en las manos de cada uno y tiene, en este momento, una fórmula bien fácil: preocuparse y pensar con todos y en todos desde el lugar de cada uno de los demás.

«Del consumo colaborativo a la producción comunitaria y de ahí a un nuevo modo de vida» recibió 2 desde que se publicó el Jueves 06 de Oct de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Del consumo colaborativo a la producción comunitaria y de ahí a un nuevo modo de vida https://lasindias.club/consumo-colaborativo-modo-de-vida El camino de los Someros desde 2014 hasta hoy ha sido el de la superación del «consumo colaborativo» y la lógica centralizadora del «startupismo» y en paralelo del descubrimiento de un nuevo mundo en el que comunidad y producción están en el centro. El reto en Somero 2016 es convertir la fraternidad en abundancia y el camino es la identidad. De explorar un nuevo modo de producir pasamos a construir un nuevo modo de vida.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] esa forma de pensar y ser para acabar no haciendo nunca. Llegar vivos al combate. Por este año, parece que lo hemos conseguido. Tendremos que perseverar […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.