Las Indias Club

Comunidad de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿Y si la burocracia de la post-universidad es un programa de software?

Sean presenciales o en la web ofrecer itinerarios masivamente requiere una cierta actividad de organización: formar grupos, reservar fechas, dar altas y bajas, etc. Pero buena parte de eso, si no todo, puede sustituirse por software.

Arrancamos 2017 con la apuesta por los itinerarios. Su metodología de elaboración hace de ellos algo distinto de un MOOC y de un curso online al uso, no solo por la opción de la presencialidad, sino por su concepción misma como relato, como experiencia.

Pero no es menos interesante su dinámica como oferta. Los itinerarios son inmediatamente disfrutables por cualquiera, en cualquier lugar, individualmente: solo tiene que ir a la biblioteca más cercana y sacar los materiales del curso. No hace falta nuestra intervención ni la intervención del autor del itinerario para ello.

Sin embargo recomendamos otra cosa: disfrutarlos en compañía, como un trabajo en grupo en un seminario presencial coordinado por el autor o en un webinario. Ambas opciones requieren una cierta actividad de organización: formar grupos, reservar fechas, dar altas y bajas, etc. Pero buena parte de eso, si no todo, puede sustituirse por software:

  1. En cada itinerario necesitamos un par de «botones» con los que quien esté interesado pueda apuntarse a la versión presencial o al webinario. Cuando se alcanzara el número de personas mínimo en cualquiera de las dos opciones que el autor especificó al diseñar el itinerario, el programa enviaría un mail al autor para que contactara directamente con los interesados y pusiera en marcha las actividades.
  2. Será relativamente corriente que personas interesadas se apunten tanto a la versión webinario como a la seminario en espera de hacer la que consiga primero el número mínimo de participantes. Por eso, en el momento en el que un autor pone en marcha un seminario o webinario en la plataforma, esta chequea si los itinerantes se habían apuntado también a la otra versión y les pregunta si siguen interesados en ella.
  3. Al ponerse en marcha el itinerario se «abren» una serie de herramientas básicas al servicio del autor y los itinerantes. Se trata de eliminar el exceso de opciones típico de las plataformas de elearning (wiki, blogs, interfaz de vídeo, chat, etc.) y dejarlo en los mínimos necesarios.
    • Una herramienta para consensuar fechas entre el autor y los participantes en la que compartan sus disponibilidades de días y horarios para poder elegir los días de los encuentros presenciales.
    • Un calendario gestionado por el autor/coordinador del itinerario en el que queden accesibles y fijados los días de encuentro si el itinerario se hace de forma presencial y las fechas límites de publicación en caso del formato webinario.
    • Un directorio de mail y teléfonos móviles de los participantes para que el autor pueda enviarles avisos rápidos y recordatorios de fechas y lugares de quedada y los itinerantes puedan avisar a los demás de retrasos o ausencias.

    El formato de webinario que en nuestra experiencia funciona con un itinerario requiere que el itinerante tenga o se abra un blog. No hay ninguna necesidad de proveérselo, resulta más interesante en todos los sentidos que si no lo tiene abra uno en WordPress.com u otro servidor gratuito de blogs.

    ¿Y nada más? Nada más. Nuestra experiencia con videoconferencias colectivas al modo de los webinarios comerciales es que o bien es básicamente unidireccional como estos o no sale bien por el estado de la conectividad o las dificultades instrumentales de alguno de los participantes.

  4. Finalmente, cuando el coordinador del itinerario da por cerrada la experiencia, señala los itinerantes que lo terminaron y un registro (¿OpenBadgets?) se une a la ficha de cada uno de esos itinerantes en la Plataforma.

«¿Y si la burocracia de la post-universidad es un programa de software?» recibió 19 desde que se publicó el domingo 01 de Ene de 2017 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por las Indias Club.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Juan Ruiz dice:

    Qué opináis de que los proponenetes a ser itinerantes acompañen su petición con algún tipo de texto sobre razones, objetivos, etc.

    • Si, @nat de hecho daba más detalles, decía que la página principal debía mostrar los itinerarios disponibles y cuanta gente faltaba en cada uno. Y claro los coordinadores al diseñar el itinerario tienen que decir dónde sería y opcionalmente añadir alguna info más (costes si los hubiera) y pedir alguna info extra que no esté en la ficha de los solicitantes.

  2. Podría ser interesante incluso que se desarrollara como plugin de wordpress no? Sobre Open Badges podríamos instalar esto: https://wordpress.org/plugins-wp/wpbadger/

    • Pues quería comentarlo más con @manuel porque cuando hablamos esto ayer se quedó sin conexión y no pudimos seguir, pero creo que para no atarnos las manos cara a desarrollar nuevas cosas conforme vayamos aprendiendo y descubriendo nuevas necesidades tal vez habría que hacerlo como un software específico y ligerito. Otra cosa es que pueda usar la base de usuarios de un wordpress multisite -aunque no le veo sentido la verdad, porque los itinerarios deberían tener más ambición en número de usuarios que los blogs. En fin, se pueden pensar muchas cosas pero creo que de partida seguramente lo mejor sea hacer algo «de una pieza», en pho y ligerito que en momento dado podamos liberar si hay interés en replicar el modelo de servicio. Y una vez esto ocurra habrá que pensar si tiene sentido conectar las instalaciones entre sí via OStatus, etc.

      • Ya tenemos conexión! 😀 Sí, desarrollemos un software especifico donde podamos ir agregando con libertad cada una de las piezas que vayamos necesitando. Por supuesto en PHP utilizando Laravel.

        Una vez tengamos un core funcional del sistema evaluamos las opciones para que las diferentes instalaciones se puedan comunicar.

        Diría de lanzar piezas mínimas de software, por ejemplo – página principal con el listado de itinerarios creados – para poder contrastarlas y mejorarlas entre todos y también facilitar que otros puedan colaborar en el desarrollo. Por ejemplo, mejorando el CSS 🙂 ¿Qué os parece?

        • Genial!!
          Tenemos que ir pensando ya un dominio…

          • O bien un subdominio pero sí, instalamos desde el momento cero y vamos agregando funcionalidades. Se me ocurre que podría hacer un itinerario sobre el desarrollo de una aplicación usando Laravel…en modo historia ir relatando el funcionamiento de la aplicación y ver como esa historia se convierte en líneas de código.

            Estoy preparando las estructura básica de un proyecto en Laravel para subirlo a nuestro repositorio de proyectos de software http://git.lasindias.club/explore e instalarlo en un subdominio o bien en un dominio propio. Así le podemos dar seguimiento a cada commit e ir recogiendo sugerencias en el repositorio del proyecto.

  3. Juan Ruiz dice:

    La idea de @nat es buena, sí. Y el diseño informático de apoyo sencillo, pero que permita ir evolucionando.
    Yo voy a coger el texto de “Ensayo sobre las dos ruedas” y voy a darle una pensada, a estructurar algo muy previo. Si me dais ideas al respecto, genial.
    Y sobre financiación, quizás también podríamos lanzar alguna sonda.

  4. Perdón que ayer hice el comentario a viva voz y no lo escribí. En principio a mi también me tira la opción de un software específico para la gestión de los itinerarios. Sencillo, con las funcionalidades justas. Listado de itinerarios abiertos, administración de usuarios apuntados, envío de comunicaciones y poco más. Servidor de videoconferencias y mensajería ya tenemos!

    • @nat si, tenemos que ir a algo minimal para no caer en el error típico de acabar generando «menús chinos» cuando queremos inventar el sushi de atún o «coches de Homer Simpson» cuando queremos inventar el segway…

      Estoy convencido de que el itinerario convertible en seminario o webinario-blog, sin videoconf, sin chats, sin wikis, sin generador de blogs, sin nada más que unas herramientas básicas para concertar fechas y dejar que cada cual haga lo suyo y las cosas ocurran, es «la forma al fin encontrada» de la post-universidad.

      Y creo que merece la pena hacer la prueba «artesanal» haciendo unos primeros seminarios excelentes, memorables, mientras vamos desarrollando el software (tengo tantas ganas de escuchar qué se le ocurre a @manuel cuando vuelva y lo hablemos tranquilos), que tiene que ser diseñado y desarrollado para ser liberado desde el primer momento (porque esa es la «libertad de cátedra» del mundo que inaugura).

      @ruivaldivia el «Tratado sobre las dos ruedas» puede ser una maravilla en itinerario, estilizando la bibliografía, incorporando vídeos y por supuesto con el libro como referencia y guía de relato. Ve pensando también invitados.

      Por cierto @diego, acaban de confirmarnos de APEEP (la asociación que en España está difundiendo la TMM) que participarán en la sesión de los seminarios de Macro dedicada a TMM. Espero también confirmación en los próximos días de dos de los postkeynesianos más interesantes de la UAM. Creo que para el capítulo de Polanyi podremos tener a alguien interesante también (estamos en búsqueda). Con eso creo que cubrimos todas las sesiones y aun nos quedaría pedirle a @juan, si se anima, una sesión sobre por qué se abandonó la línea neokeynesiana de la Macro del desequilibrio. Total: un lujo… con pinta de poder ser sostenible y escalable.

      Pero es así: la excelencia de la oferta la vamos a conseguir itinerario a itinerario y seminario a seminario haciendo las selecciones bibliográficas más sintéticas y los paneles de invitados más interesantes.

      Y lo mejor: en cuanto tengamos el software el resultado será una oferta de amplio alcance, de pequeña escala en inversión y recursos y sin embargo capaz de servir a miles de personas al mismo tiempo, de forma en principio gratuita (aunque se pueden hacer seminarios con patrocinadores y crowdfunding para traer invitados de lugares lejanos si se estima que compensa). Todo auto-regulado automáticamente en función de la demanda. Y con todo el alcance que acertemos a imaginar: la mesa infinita… si nos movilizamos nosotros y sabemos movilizar a otros para crear y cuidar itinerarios como si fueran pequeñas plantas mimadas.

      Si, estoy terriblemente emocionado con esta experiencia… creo que este año tenemos algo realmente grande entre manos con ella, uno de esos aportes indianos que hacen historia…

  5. @david No me extraña que estés emocionado, es para ello!!! Es un puntazo contar con la APEEP y gente de la Autónoma. Si se nos une @juan lujazo total!

    Yo también veo que este formato nos puede dar muchísimo recorrido, y llevábamos tanto tiempo buscando la fórmula que ahora que la tenemos delante parece increíble que sea tan sencilla. El solsticio nos trajo al jardinero zen que estábamos esperando! @ruivaldivia @diego

  6. Juan Ruiz dice:

    Yo también me estoy emocionando, se ve que es contagioso ;-D

  7. Estamos todos emocionados! 😀 sí, se ve que es contagioso!

  8. @nat @ruivaldivia @david @manuel No dejo de pensar que el primer punto es como una especie de crowdfunding de seminarios. Me parece interesante aprovechar esto para poder hacer financiación de otras cosas relacionadas con el itinerario, un libro, un software… Cualquier cosa que el autor pudiera proponer. Igual es abrir demasiado el abanico, pero si se puede hacer en principio para seminarios, sería posible hacerlo en el futuro también para otros servicios.

    • ¿Dices hacer añadir una herramienta tipo splitfy.com usando el API de PayPal?

      Creo que lo importante de los itinerarios es su flexibilidad: no necesitan de un «profesor», ni siquiera necesitan necesariamente que el autor los coordine, aun menos tener invitados a las sesiones presenciales. Pero invitar externos a las sesiones es algo, que sobre todo al principio, puede ser muy interesante y añadir atractivos al sistema, sobre todo para los autores de itinerarios.

      Pero a pesar de eso no me gustaría que confundiera. No se trata de dar libertad a los autores de seminarios para cobrar a los alumnos; que digan cosas tipo «o cubrimos los costes de traer a mi superestrella favorita de este tema o no lo hacemos» y mucho menos que puedan decir «o me pagáis las horas que dedicaré a organizar esto o no empezamos». Se trata solo de que en algunos casos muy concretos, sin que nadie de un seminario quede fuera, tengan fácil hacer un bote para pagar algún coste extra porque les apetezca. Cosas como pagar un billete de tren o avión a un invitado para participar en una sesión o comprar entre todos una herramienta o una suscripción.

      Quiero decir, no es una herramienta prioritaria y si tiene algo es que puede ser delicada de explicar y mantener en su uso razonable cuando abramos la experiencia a gente de fuera de las Indias… Aunque no digo que no pueda ser ese precisamente el modelo de desarrollo llegado a un punto, no creo que deba serlo de partida. Estamos a montar «la mesa infinita» 😉

      • Tienes razón en que no se debería centrar en un profesor o un autor, pero sí lo veo con posibilidades si se deja lo bastante abierto para hacer cosas chulas. Por poner un ejemplo, en un seminario sobre biología que algunos alumnos que estén relativamente cerca pongan un bote para comprar un microscopio medianamente bueno y hacer alguna práctica. Cosas de ese estilo, no cerrarse a los seminarios que igual no es lo más útil en todos los casos.

        • mmmm si no hacen un seminario es difícil que formen un grupo a partir de la experiencia individual de los itinearios… y si hacen un seminario y van a compartir un microscopio estarán en contacto personal unos con otros y la herramienta para hacer botes online les puede resultar útil pero no crucial para hacer la compra…

          Pero entiendo lo que quieres decir y estoy de acuerdo, puede ser una herramienta útil por sí misma para muchas cosas.

          Sobre la plataforma, lo que planteo es que vayamos respondiendo y desarrollando de acuerdo a las necesidades que realmente tengamos en cada momento, manteniendo la plataforma lo más minimalista posible en cada etapa para que las posibilidades de crecimiento sigan abiertas y sea la práctica, las demandas de los usuarios reales y las oportunidades que detectemos las que nos guíen.

  9. @comuneros Voy apuntando aquí cosas que no quiero que se me olviden del diseño de la plataforma.

    La primera es que cuando entras en el itinerario te tiene que decir cuánta gente ha seguido o sigue el itinerio y cuánta de ella en tu ciudad y no solo cuál es el mínimo puesto por el coordinador para organizar una tertulia.

    La segunda es que estaría bien que cuando un módulo de un itinerario que sigues se actualiza, la plataforma te avisara al loguearte. ¿Una especie de sección de avisos de sistema con un número en la barra de navegación al modo de los comentarios de wordpress?

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.